Mapas Sociales Urbanos. 2003

Gustavo D. Buzai

Mapas Sociales Urbanos. Año 2003

Lugar Editorial. Buenos Aires.

384 Páginas

ISBN 950-892-157-9

 

 

Mapas sociales urbanos es el primer libro argentino que divulga, desde un punto de vista geográfico, las teorías, metodología y técnicas de la ecología factorial urbana tendientes a la realización y análisis de este tipo de resultados.

Su autor, el Dr Gustavo Buzai, posee destacada formación y amplia experiencia en aplicaciones geoinformáticas y de análisis espacial cuantitativo, tanto en ámbitos urbanos como regionales. Este nuevo libro es reflejo de una destacada trayectoria que hace que, a pesar de su juventud y de las duras condiciones existentes para desarrollar este tipo de proyectos en la Argentina, se haya constituido en un verdadero referente en este campo.

Su empuje lo llevó a fundar el Laboratorio de Cartografía Digital en el Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Luján. En este marco ya ha producido el Atlas Digital de Luján (2001) y el Atlas Digital de la cuenca del río Luján (2002).

El libro constituye un destacable esfuerzo de paciencia e imaginación por hacer comunicables este tipo de temas a una comunidad científica que no siempre se muestra receptiva a este tipo de propuestas. Su organización es casi cartesiana, constando de cuatro partes: I) Aspectos teóricos de la diferenciación socio-espacial urbana, II) Metodología del análisis espacial cuantitativo, III) Aplicación metodológica a la situación socio-habitacional urbana y IV) Perspectivas en los estudios geográficos de la estructura socio-espacial urbana.

En la primera parte, referida a los aspectos teóricos de la diferenciación socio-espacial urbana el autor asume, sin eufemismos,  que su estudio se realiza desde una perspectiva de la Geotecnología, vinculada con la Geografía Global y la Geografía Automatizada pero también se permite transitar sin inconvenientes por  "bordes paradigmáticos" (y científicos) que comienzan a demostrar ser más interesantes que los núcleos disciplinarios o las posturas paradigmáticas "fuertes".  Su compromiso académico lo lleva a plantear la relación entre Geografía y Planificación Urbana intentando resolver problemas actuales y generando escenarios futuros que mejoren la calidad de vida de las comunidades, aunque sin considerar los conflictos presentes entre los agentes intervinientes. En esta sección también efectúa una ajustada síntesis de los modelos -desde el de Burgess hasta el de la actual ciudad fragmentada-, considerando especialmente los aportes que intentan explicar las ciudades de América Latina.

El segundo apartado se ocupa de la metodología del análisis espacial cuantitativo. El autor destaca la necesidad de seleccionar la información en virtud de su creciente proliferación. Para esto cobran importancia tanto los métodos matemáticos (o "automáticos") como el propio talento y composición del grupo de investigación. La paciencia y detalle con que se plantea la explicación de estas técnicas como herramientas útiles para la clasificación y regionalización lo lleva a describir la aplicación del Indice Medio en seis pasos, del Análisis Link en ocho, del Análisis Factorial en dieciséis y del Análisis Cluster en nueve.

Para su unidad de análisis, la ciudad de Luján, (ciudad intermedia de la región pampeana, célebre por su turismo religioso) utiliza como unidad de información a los 43 radios censales urbanos del Censo Nacional de Población de 1991. Para efectuar mapas comparables Buzai tipifica las variables, definiendo 5 intervalos sobre la base de la media y la desviación típica.

En la tercer sección se dedica a la aplicación metodológica referida a la situación socio-habitacional urbana. El autor parte de un trabajo especial de procesamiento de información para el nivel radio-censal  del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Esta base se compone de 29 variables, algunas de las cuales son relevantes para mostrar el proceso de diferenciación social-urbana en Luján a través de diferentes herramientas:

Con la aplicación del Indice Medio se llega a una regionalización sobre la base de cuatro variables (Nivel de instrucción terciario completo, habitantes en departamentos, agua por red pública y descarga a red pública).

Mediante el análisis Link a partir de las 29 variables iniciales se llega a la formulación de doce áreas socio-habitacionales.

A través del Análisis Factorial se definen cinco elementos (o super variables) que explicarían esta diferenciación social-urbana. Ellos son: "precariedad", "estabilidad", "generalidad", "saneamiento medio" y "otros". Los dos primeros factores explicarían el 62 por ciento del total.

Por último se utiliza el Análisis Cluster a) sin contiguidad espacial con tres diferentes niveles de corte para vecino más próximo y vecino más lejano, b) con cuatro niveles de corte con el método de Ward y c) con contiguidad espacial.

Los resultados obtenidos fueron comprobados en el terreno en una suerte de observación guiada por la teoría. Se definen cinco sectores: I) Centro, II) Expansión sectorial del CBD y elite, III) Media-alta, IV) Media y v) Baja, destacándose la heterogeneidad de los radios censales periféricos.

La vocación docente y la convicción en los resultados presentados llevan al autor a brindarle a los lectores la posibilidad de realizar las aplicaciones presentadas en este libro adquiriendo la información desde su página web.

En este sentido todos los conocedores de Luján podemos coincidir plenamente con el mapa social-urbano obtenido por el autor.

La cuarta y última parte se ocupa de las perspectivas en los estudios geográficos de la estructura socio-espacial urbana. El autor plantea su afición a la teoría de los ciclos como factor explicativo de la revalorización de metodologías que eran propias de la Geografía de los cincuenta. El desarrollo de las nuevas tecnologías y de la sociedad de la información llevan a un nuevo salto en este tipo de perspectivas.

En palabras del autor: "Los estudios de Ecología Factorial y la generación de ´mapas sociales urbanos´ han tenido un auge mundial a partir de la ampliación acelerada de las diferenciaciones sociales en ciudades de países en los cuales el capitalismo global ha ingresado con gran violencia, tal es el caso de la ciudades post-comunistas de Europa Oriental, y no cabe dudas de que la difusión de esta necesidad llegará a las ciudades de América Latina, y a sus ciudades de las post-dictaduras".

La cohorte a la que pertenece Buzai (1964) lo coloca en una situación ideal, ya que conoció las diferentes técnicas y metodologías propias de la era pre-digital. Esto puede constituir una ventaja al contarse con mejor conocimiento acerca de lo que está haciendo un software cuando funciona como caja negra de inputs y outputs, ya que el conocimiento experto (teoría y metodología, pensamiento crítico) siguen siendo tan fundamentales como siempre para evaluar correctamente los resultados obtenidos.

Debe tenerse especialmente presente que el cúmulo de información debe ser seleccionado y procesado previamente en tasas específicas que tengan cierta chance teórica y metodológica de ser relevantes antes de someter a la información en bruto a procedimientos automáticos. En caso contrario podríamos llegar a hallazgos tales como que la diferenciación social-urbana depende de la cantidad (absoluta) de población.